Decoración para la sala · 19. julio 2018
¿Te gustaría guardar para siempre los mejores momentos en familia, más allá de la memoria? Un retrato familiar es perfecto para ello: un cuadro en donde tu rostro y el de los tuyos se reflejen sobre el lienzo, en colores, sombras y luces y mostrando aquellos escenarios en los que han sido felices. Morán Estudio De Arte puede hacerlo realidad. Su trabajo consiste en retratar rostros felices, intereses y gustos, las actividades, las emociones y los sentimientos que unen a la familia en un cuadro.